estadísticas

lunes, 13 de diciembre de 2010

CALENDARIOS



Leo a poetas vivos y muertos, aprendo de ellos
tenacidad, fe y orgullo. Intento comprender
a los grandes filósofos -la mayoría de las veces consigo
captar tan sólo jirones de sus valiosos pensamientos.
...
No soy hijo de la mar,
como escribió sobre sí mismo Antonio Machado,
sino del aire, la menta y el violonchelo,
y no todos los caminos del alto mundo
se cruzan con los senderos de la vida que, de momento,
a mí me pertenece.

Adam Zagajewski, Autorretrato


Vuelve a reñirme
El calendario
Y me obliga a preguntar
Por las luces, si alguna ha sido mía –o más bien-
Constantemente por las heridas, distantes, silenciosas, veleidosas,
Prostitutas… indiferentes

Cómo la lectura ilusionista me ha hecho cómplice
De la realidad que me ha baleado más de una vez;
Miraba las enciclopedias, los lomos de las obras y
Su silencio inmenso
Como un callejón transitado por el gran Borges
Siempre tan lejos extranjero, preciso

Ese imposible alcanzar el canto de las olas,
De la poética, que se han  hundido siempre
En las regiones más salvajes y excesivas del alma

La obsesión más profunda de la conducta humana

Respiro pensando siempre  localizar aires, rayos, convulsiones,
Tráficos siderales en el ascenso de Montale siempre más allá, Ungaretti,
El mismo Eugenio Montejo
Que me lo hace más lejano o Zagajewski; todo:
¿Siempre tan lejos?

Pero existen las palabras –buenas o malas-
Según la intención  y economía
Y la tragedia de mis perversidades
Que me hacen eterno sonámbulo al paso de mi ocaso
Y sobretodo el lograr el desparpajo que tengo de chillar
Al espacio todos mis desequilibrios en oraciones desordenadas,
Pero quiero la vida, porque me permite mirarte con urgencia


lunes, 6 de diciembre de 2010

SEPIA




“Tiene el color
De tus ojos negros”

¿Saliste de Nigeria,
De Malí, Ghana? , tez de pizarra oscura,
¿Ruanda, Sierra Leona? , Masai...
¿Camerún?
Al-Qu´ran
San Gabriel Arcángel
En una barca

Con tu mirada calmada
De vida hacia Él
Que quiere vida y más vida

El  cordial paisaje de tus cuentas musulmanas
Las que le das a Dios
Transportando desde
Santa Cruz
Hasta el sur
En Tenerife

En tus manos ébano
De pura
Madera auténtica

“Tiene el color
De tus ojos negros”
Ojos mestizos
Miel, pardos
Y la manera pacíficamente salvaje
De todos mis cristianos
Pobres y blancos, marrones u oscuros como tú
Con claridad del día
Sin la muerte en el bolsillo
Pero si la gracia grande de la dignidad
De pueblo
Ciudadano
Persona
Transeúnte
De abalorios
Arena y sepia

Vida

De poeta
Tal cual
Como Derek Walcot
Caribeño inglés

Africano


jueves, 2 de diciembre de 2010

TIEMPO DECEMBRINO




¡Oh mi ensueño, mi ensueño! Vanamente me exaltas:
¡Oh el inútil empeño por subir donde subes!
¡Estas alas tan cortas y esas nubes tan altas!
¡Y estas alas queriendo conquistar esas nubes!
Ruben Martinez Villena, El anhelo inútil

La gaviota miente
Exagera
Enamora
Y vuela un cielo
Más azul
Después de la lluvia

Un guiño azul
Azul
al mar
Al tráfico insolente
Transoceánico

He sido un converso
Convexo
Raíz cuadrada
Que quiero ser
De los colores
Pero azul
Filigrana marina
La gaviota en los cielos

Pero “estas alas tan cortas
Y estas nubes tan altas”
Apenas con rasguños
Si salgo yo de ésta

La gaviota me espera
Azul Atlántico
El panorama
De los vuelos
De un rabioso tiempo decembrino
Esperando de nuevo el
Hombre nuevo

El verdadero
El de siempre
El que siempre ha estado aquí



martes, 23 de noviembre de 2010

AEROPUERTO



En el aeropuerto
Veo los aviones
Llegar o salir
Y es día y noche

Como pájaros hambrientos 
Nerviosos
Corren en la pista

Van y vienen
Entre cielos

Su compañía
Es el aire
Las aves
El viento
El mismo que respiras
Y el azul
Nube o mar
De tu mirada:
La Montaña Roja
De El Médano
En el sur
El sur de Tenerife
La isla que abraza


sábado, 20 de noviembre de 2010

NOVIEMBRE




 la poesía tiene un papel que nada puede remplazar;
si ella desapareciese por completo,
la sociedad humana se hundiría”.
Yves Bonnefoy


Una gota de lluvia
En una inmensa sequedad

Una gota de rocío
Resbalando en mi áspera
Y ruda incapacidad

Es un instante sereno

Una unión de luces palpables
Como una muralla de cigarras

Fuego si hay que quemar
Humedad si es necesario

Es un instante sereno

Contra las canalladas
Contra imbecilidades
Buscando el fondo preciso
De las cosas
De lo bello

Me pierdo en su melena

Me esculca el corazón

Qué grande
Su pequeñez

Qué río tremendo

Es un instante sereno


miércoles, 10 de noviembre de 2010

Al lado sur del Teide



No estáis, y por eso llevaremos a partir de ahora una doble vida,
en la luz y en la sombra a la vez, en el sol estridente del día,
en la frescura de los pasillos de piedra, en el duelo, en la alegría.

ADAM ZAGAJEWSKI



Ojos de cielo, ojos de cielo
no me abandones en pleno vuelo.
Victor Heredia


¿Cuál es el color de la Luna?
¿Esa sin manchas de las noches claras
¿Qué baja y sube la madrugada
Entre Los Cristianos y El Médano?

Va teñida de rojo indescifrable
Y al minuto pálida, nerviosamente blanca.

Creo verle entre el cielo y lo oscuro
Como un gran desparpajo
Que corroe toda mi podredumbre
De hombre extraviado

Me das todo: “una hoja caída en un cristal
Una gota de lluvia” como decía
El gran poeta Norwid
Y esta magnífica madrugada
Al lado sur del Teide,
En la orilla del Atlántico feroz

No me quites esa mirada

No me apartes esta Luna menguada
Y enorme en la memoria

No la quiero de almohada

La quiero allí
Oteándome
Hasta el cansancio

En el camino





martes, 2 de noviembre de 2010

Escorpiones



Cristal si cristal era
Cristaleza
Magnetismo

Vicente Huidobro


Guardan distancia
Atacan despacio al intruso
Sólo al intruso

Varían colores
Tramas sensaciones
Tienen grande escrúpulo
Se mueven casi sin pisar la tierra

Pueden ser muy bellos
Pueden ser terribles
Y llamarse enteros
Aún cuando una circunstancia
Los haya mutilado

Negro intenso
Amarillo
Marrón Sahara
Rojo Amazonas
Sepia Inca
Pálido Alemania

Ama la nocturnidad
Para esperar el día

No traiciona, advierte
Advierte

Esparcidos
Celestes
Arácnidos

Van los escorpiones gigantes nocturnos

Siderales



jueves, 28 de octubre de 2010

escarcha y nieve



Fotografío tu imagen
Bella estampa
Sin papel ni burocracia

Indómita

Pero no salvaje hasta donde quisiera
Mi piel herida
Y maloliente

Yo soy rabia y sudor

Tú eres rabia y dolor

Doliente espera
Del mundo
De la espera
De la mejor incongruencia

Que también tiene gracia

Pero

A donde vas tú 
Llena de volcanes
Qué espanto aviva tu llama

Qué mal paso hubo en tus heridas

Hermosa realidad
Y yo azul en lo alto
Soplando en tus espaldas
Los vientos que no quieres

Graciosa magnitud
Seca
De escarcha y nieve
Hendida de corrientes submarinas


jueves, 21 de octubre de 2010

la vida misma



“… son mis dedos sobre las teclas AHORA esculpiendo y gritando Chopin… “
Charles Bukowski


Y la sierra allí
Arrullándome mis pensamientos
Escarbando los azules
De mi tiempo

Allí vi a mis hijos
Volar como aves
Salpicando todos los cielos

Porque la vida es promesa
Y la vergüenza de transpirar
Es un acoso a nuestra libertad
De ser felices

Con el viento en la cara
Los plenilunios
El radiante amanecer
Y el esplendor del ocaso

Es la incandescencia
Del estupor del instante
La niebla
Y la claridad
Que en momentos se hermanan
Y son bellas

Nada, ni la nada
Me impide escribir
Aún cuando soy
-en ello-
Un inútil

La fuerza de la palabra
Es la vida misma


domingo, 10 de octubre de 2010

normalidad



permaneceremos, como los árboles, como las piedras.
Adam Zagajewski, Canción del emigrado


Vuelve la normalidad
A mi propio dulce caos

Allí donde anida
Mi corazón desbloqueado
Por toda la gente que me acompaña
Que se apiña a mi lado
Para salvarme
Para quererme

La luna en su retiro a otra fase mayor
Me recuerda al sonido callado de Pachelbel
Rondándome la cabeza
Justo como un adagio
Breve, terrenal
Para arreglarme las historias

No estoy lento ni mudo

Más bien corro hacia allá… más allá
Rápido como Montale, pero sin su emocionado
Encuentro con la poética del aire y llamaradas

Aquí mirando el soberbio Teide
De multiplicidad y  maravilla,
De asombros capitales

Voy hacia ti
Mi veloz ángel sin alas y
Con dolores

 A la presunción de tu hombro
Altivo y delicado

Como Nazoa agrandando el aliento
Y sus afectos
O Pamuk cantándole a su adorada Estambul

A los aromas de café que se expanden en la Sierra de Mérida
Donde siempre te veo
Jubilosa a mi costado
Entre árboles y nieblas
En la profundidad del verde

Allí justo. Donde sentí cardiopatía, descolocado
Y sin freno a los galopes


sábado, 2 de octubre de 2010

HACIENDO AGUAS



Camino seguro al destierro
Como las cabras que se sumergen
En la luna
En las estrellas
En Tenerife
Donde vivo como
Un pájaro mudo

Siempre dudando
Siempre corriendo
Siempre endeudado
Siempre alumbrado
Por el paisaje
Y tú, demencial presencia

Pensando en la belleza del
Ojo de un caballo
Y el verde que yo extraño
De mis valles de Mérida

Sin embargo el Teide
Me anuncia la figura
La sombra
El cuerpo descosido
Por los años
La valla de los sueños

Sin embargo los días
Y el implacable rayo

Qué quieres que te diga
Si ya soy un don nadie
Enfermo y distraído

Solo el amor me lava
La carne, las inmundicias.
Mi cielo

Por eso el agua
Agua mar agua río
Agua viva

Inundo mis incendios de nieve
Y mis silencios

Ahora que estás, gruñe el otoño

Siempre estoy haciendo aguas
Mientras dure mi respiro



martes, 21 de septiembre de 2010

OTOÑOS


Y quedé solo –extraño y asombrado
creciendo fuegos y devorando un cielo ajeno
primero brasa, luego un sol, luego una inmensa estrella
rodando y dando saltos por espacios
que algún sueño ajustará a otro sueño
.

Ramón Palomares, AGUAS LUSTRALES



VÍSPERAS DE OCTUBRE


Por eso escribo de atrás adelante
Sin ver aún la nieve en el Teide

Empezando otoño,
Como un lamento

La señal ha sido profunda
Y no entiendo más
Que tu sabia esperanza,
Que tu canción de cuna,
Tu paso firme flotando en la brisa

Las  lágrimas nos recorren
El rostro
Como una inmensa
Quebrada

¿Cuántos faltan,
Cuántos somos?

¡Ay Dios!
Tanta injusticia,
Tantas ganas de contemplar
La risotada,
La alegría,
La señal del cosmos,
Un corazón completo

Hagamos el otoño,
Viento y lluvia
Atravesando la carretera
Acuosa del Atlántico

Nos importan
Todos los aguaceros
Como si viviéramos en Tabay,
La Joya,
Entre aves,  platanales y naranjas

martes, 14 de septiembre de 2010

JULIO 16 de septiembre


un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
Octavio Paz, Piedra de Sol



Uno que llega siempre
Al lado como abismado
De las incongruencias
Impropias de ser padre.

Tú no temas
Hijo mío, mi
Pequeño Julio,
Grande que no es
César ni imperio.
Pero sí
Un cúmulo de abrazos
Y sonrisas de la calle.

Tú eres como la sierra,
Tierra fértil y húmeda,
Donde pululan siempre
Todos los colores silvestres
Y un mundo de mariposas
Crecientes y en avanzada
Hacia una primavera
Perenne.
Una nueva primavera.

Como eterno será siempre
Mi esperanza y mi amor
Junto a tu incomparable
Hermano. 



domingo, 12 de septiembre de 2010

patricia 12 de septiembre



PATRICIA




Lamiendo las orillas
Lentas bajo la bóveda de estrellas.
Arturo Maccanti



Había unos negros ojos.
Profundísimos.

Una diminuta figura
Sacada de una fábula
Instantánea como Maqroll,
Gaviera. En femenino.
Bella. Arrogante.

Hoy en la Argentina se
Disfruta de su aroma,
Su incalculable altura de cerezos.

Es una lástima Caribe,
Se te escapo
Su llama.

El río de La Plata
Sonríe a este descuido.



sábado, 4 de septiembre de 2010

Un magnífico mamut con un escenario de colores o un magnífico escenario de colores para un mamut.



Un magnífico mamut con un escenario de colores o un magnífico escenario de colores para un mamut.
Cuando conocí a Michel Martinet y su reina Simone me recordaron esa fascinación de los colores que tenía  mi coterráneo Carlos Cruz Diez. La importancia que para mi tenía el Museo de Arte Moderno de Mérida Juan Astorga Anta. Jesús Soto, Mario Abreu, Campos Biscardi, Osvaldo Vigas, mi amigo Mauro Bello, mi amigo Luis González, Ángel Hurtado, mi sobrino Gustavo Moncada Pérez. Mi compinche Mario Calderón.
Tantos artistas, pintores, músicos, escritores, técnicos sociales, físicos, matemáticos, químicos. Amigos fraternales de noches de humo húmedo y sonrisas sin fronteras nacionales. Todos armados en  la estética de lo bueno, el color, la imagen, la música. La poética de la vida. Ha valido la pena este tránsito en Tenerife.
Gracias Michel, gracias Simone.
 
Michel Martinet en su estudio de Tenerife

sábado, 28 de agosto de 2010

GERARDO



Mi pana:

¿De dónde sacó ese manto de cielo?

¿Cómo es que atrapa el sol con sus manos?

¿Cómo hasta la salvedad del tiempo

Le queda temblando en las comisuras?

Usted provoca un tropel de versos.

Y la luna, el cantío, la noche;

Siempre le esperan,

Siempre.

Con un gigante silencio musical. 
Por un gran abrazo sin angustias.
Salud mi pana.
Mi eterno agradecimiento

Por su afecto

Azul marino, callado el pie y los disparos.


sábado, 21 de agosto de 2010

INFANCIAS





Cuando eramos niños
Nelson Bernardo Fran Gustavo Julio Carlos Celina
eramos uno
o dos: Fran y Celina
vivíamos revueltos con los jardines
el sol era más grande todos los días
y los luceros se escapaban de las manos
en las frías noches de naranjales de Mérida

Todo era explicable y la vanidad
era un mal sueño

Gracias al estupor del cosmos
al esplendor
que permitió
que nos permitió
mirarnos arrastrarnos cantarnos acariciarnos besarnos arrancarnos encarnarnos emborracharnos
Lila Rosalía Isabel Imelda
Fran  Celina

Ahora aquí
Julio Pablo
luna llena
Atlántico y espacio
para vivir sin prisas
Marcelo Jesús Luca Francisco Lila Miguel...
para vivir atentos

viernes, 13 de agosto de 2010

LIBERTAD



La conmoción

La conmoción tiene una razón
que revienta justo
al fondo del corazón
donde esta razón explota
y mueve diástole
sístole

Tiene una razón

Compasión

La compasión me conmueve
la razón y el corazón
porque es el estallido útil
de la gratuidad
de la percepción propia
de la libertad de la persona 
viendo al cosmos

Das en libertad
Entregas en libertad
como un pájaro surcando azules

El estupor tropieza mi mirada
y te quiero
lleno de rocío y pétalos:
las entrañas

Como ese halcón que veo a diario
volando en mi sangre
con el sol a sus espaldas

Más ardiente que nunca

Más ardiente que nunca



sábado, 24 de julio de 2010

22 de enero de 2006, a propósito de la ausencia



A tía Carmen, a Carmita
Con un inmenso:
“Tengo ganas
De verlo"
El tío Manuel
Se refería
A su cuñado Pedro

Era el gran tamaño
De una amistad
De rocas sin quebradas

Desde Taucho, Tijoco Alto
El sur de Tenerife
Al cruce del Atlántico
A la sombra del Teide

Allí en tierra de Venezuela
Pedro se quedó y sembró
Descendencia
Trascendencia
Gratitud
Y honradez
-Toda una cátedra
De esto último-

Mirada insular profunda
En tierra firme

Ayer se fue Manuel
Con su “tengo ganas de verlo”
-A pocos días de un retorno temporal de Pedro-
En la comisura de los labios

Desechando el “me da igual”
O el “él que se busque la vida”
Prepotente y peninsular

¡Qué grande es el afecto!
¡Qué grande el “no te vayas”!

Ahora no están muchos
Y tengo ganas de abrazarlos


miércoles, 21 de julio de 2010

siempre la cobardía es el mayor obstáculo de la alegría humana ... Naguib Mahfuz, Dialogadas



Intenta el vuelo

Acostumbra tu cuaderno
De bitácora
A la posibilidad
De las alas

No te dejes
Acorralar
En los horizontes

Han sido puestos
Allí
Para cultivar la noche
En el día
El día
En la noche

Nadie ha pedido
Que oscurezcas

Nadie estará pendiente
Si te escondes
En la sombra
-entonces-
Sigue la luz
Hasta la insolación

Pero no olvides
Tus compañeros y
Ama al que está
A tu lado
Pregúntale su nombre
Átalo a tu ser

Ignora al que te maldice

jueves, 15 de julio de 2010

NO HAY MÁS EN ESTE MUNDO QUE ISLA CIELO Y MAR: ARTURO MACCANTI, POÉTICA DE LA INSULARIDAD.





Mi amigo del alma el artista plástico Michel Martinet, hace como 4 años, me invitó a un evento en una imprenta cerca de La Laguna. Era un performance con un nombre de algo como “Pajaritas...”, el nombre exacto del espectáculo no lo recuerdo ahora lamentablemente. El caso es que había mucha astucia, simbología y poética, origamis (papiroflexia) en forma de pájaros volando por todo el espacio y música en vivo. Ya casi al final del espacio un señor solemne pero particular leía un poema: Amor o nada. Era el gran poeta gran canario Arturo Maccanti. De ascendencia italiana pero canario hasta los tuétanos, este escritor considerado uno de los grandes poetas vivos de España proclamaba:

Os hablo de la luz de esta jornada,
Una mano de amor sobre este hombro,
Del corto corazón ante el asombro
De verse la tristeza derrotada.

Os digo, por la herida en que no nombro
Y por esta esperanza desvelada,
Que el hombre es sólo amor antes que nada,
Antes de que regrese a ser escombro.

Os digo que la vida es cordillera:
Cada uno alcanza a su manera,
Y que es más triste quedarse en la estacada.

Es muy triste quedarse –como un río
Sin agua- sin amor, solo y vacío,
Porque el hombre es amor, amor o nada.” Arturo Maccanti, Amor o nada.

O sea. Ese día tuve la posibilidad real de abrazar a un gran poeta. Una humanidad de carne y huesos y Ungarettis, Montales, García Cabreras, Nerudas, Quasimodos etc. O sea. Nada más y nada menos que Maccanti de carne y hueso. Después de muchos vinos y alegrías procesé ese momento. Y leí más de él. Poesía y más poesía. Y me maravilló su forma de interpretar la insularidad como si viviera en tierra firme lleno de ríos y montañas. Y descubrí que el océano, de la mano de Arturo Maccanti, es un espacio mayor. Y las islas espacios infinitos llenos de luz. Mucha luz. Y la vida son las alegrías y los lugares y los amigos y ese eterno “no se qué que queda balbuciendo” que predicaba San Juan de la Cruz, que la vida es como poesía, como nos sugiere constantemente Maccanti: “No, no. Yo soy lo que soy porque me he codeado con los demás y los demás me producen roces buenos y rasguños. Se quedan las cicatrices, pero también se curan. También te producen alegrías. Yo creo que la peor situación que hay es la de Robinson Crusoe, sólo en una isla hasta que aparece Viernes. En ese momento empieza a ser una persona”. . . Dixit. Geometrías y alumbramientos perennes. Y es que las personas olvidamos la inimaginable eternidad de las palabras, las expresiones, los cantos, los versos. Los colores. Los afectos a todo. Hasta en las islas.

EN LA ISLA “aunque la sangre hierva/ acostumbrada a guerras”/ --que decía/ en labios de Bencomo,/ Don Antonio de Viana—/ Hay momentos del día/ Que amo la sombra, cierro la ventana/ Y me dejo vencer por la desgana,/ Por el alcohol/ O la melancolía… Arturo Maccanti

Pero qué grande es usted poeta.
Arturo Maccanti, Gran Canaria 1934. Estudia Derecho en Salamanca. En 1951 se traslada a vivir a la Isla de Tenerife. Ha sido traductor de Giussepe Ungaretti, Eugenio Montale y Salvatore Quasimodo. Tiene varios títulos publicados y ha recibido entre otros premios el Premio Canarias de literatura en el 2003.

 

jueves, 24 de junio de 2010

AUSENCIAS II


Yo, por las altas tierras
De la isla, atalayo
El mar nocturno
Que pasa allá a lo lejos,
Como un monstruo de sueños,
Lamiendo las orillas
Lentas bajo la bóveda de las estrellas.
Arturo Maccanti

Advierto, mujer

Llamaré a los hijos

¿Qué pretende el silencio
en este día?

Contaré mis costillas
de nuevo,
ese mar escarlata de arpa
que se esconde
debajo de la piel
para proteger
la caja sangrienta:
el músculo cardíaco

Avisaré todo

Solo el esplendor
del amor
ilumina el instante

Como una visita al Altiplano

El páramo
O una cantata de Bach

Qué inútil
el silencio

Qué inútil
las ausencias:
los kilómetros, las millas

miércoles, 9 de junio de 2010

AUSENCIAS I




Ausencias
                Ausencias
                                 Ausencias


La pálida mañana


Triste una barca
sola
mar adentro
llora
llora

Transfiguras
en coyotes
en buitres
o camellos

Y miras de reojo

Tratando de olvidar
los seres
mis seres

La ausencia:
esta trágica historia
que no veo

Los días perdidos sin ellos

Mis seres
los seres

He sido
-sin embargo-
acogido de afectos
en la insularidad

Qué inútil es la ausencia

Qué sabias las historias

lunes, 24 de mayo de 2010

Gelindo Casasola “Callígaro”


Un retumbar lejano...
El horizonte se enrojece,
como abrasado, del lado del mar;
negro de pez en la montaña,
jirones de nubes claras,
y, en esa negrura, una casa de campo:
un ala de gaviota.
GIOVANNI PASCOLI, Tormenta





Todavía estás allí
Casasola
Remontado
También
Desde el otro lado del
Atlántico
Rodeado de naranjas en mi mente
Y con la excitante música de
Telemann

Una gallina sin plumas
-Pelada- como dirías en los 70
Avergonzada
Pensando en la
Extraña entraña Italia
De Ungaretti y Pascoli

Pero –fija la mirada-
En la ciudad de las naranjas y las aves
Con el vaho poético
De tus pasturas

Como una partitura
Del medioevo

domingo, 25 de abril de 2010

DISTRAÍDO


Mi reclamo
-incluso a mi mismo-
es que estoy hoy aquí

Ensimismado

Distraído como siempre, ajeno
ya ni sé a qué

Caído

Pupila de un caballo

Alguna que otra vez
presto, despierto

Pupila de un halcón

Mirando desde arriba
disperso aquí

Abajo

Apiádate de mi
que solo soy
respiros

jueves, 15 de abril de 2010

Carreteras




Y la nube, al pasar, del rayo herida,
hará llover sus lágrimas de vida.

Omar Khayyam






La calle
la vía
la emoción
titila suave
al lado del reposo

Afuera transparenta
la lluvia
la nerviosa realidad

Paso a paso
veo la perspectiva
de un pueblo que destrozan

Humilla
la tramposa
trama de un tirano:
yo y yo y
nada más

Yo

Eso mata

Tanta aprehensión
confunde a quien le cae

Ahora con las cartas en la mesa:
la evolución se enfrenta
a la opresión revolucionaria

En el mundo libre
nadie se quiere mojar

Nadie

martes, 13 de abril de 2010

miel herida de la vida


Enjambre donde escondes
La miel herida de la vida

Profundidad
Profunda donde aguardas luz divina

Desde las entrañas del monstruo
Para perseguir
La magnífica mañana,
Bailas
Sin primavera
Después del nacimiento
Del cosmos

La libertad
Es un grito de halcón
A tus espaldas:
En esta realidad acuosa
Del destino
Para intuir azul
En el Océano Atlántico

Estás
Porque actúas,
Cada sorpresa
Me inunda la pupila
Que se llenó de pájaros
Y tabaibas

Sugiere el estupor:
La vergüenza
Del bravío
Tosco resplandor
De acantilados y de rocas

Allí estaré
Contándole los huesos
A mis perros
En está exclamación
De sangre y corazones

Con una función
De prestidigitación,
Con la vida llena de circos
Y acuarelas de alegrías
Del trapecio


Essaim où tu caches
le miel blessé de la vie

Profondeur
profonde où tu attends la lumière divine

Depuis les entrailles du monstre
pour poursuivre le magnifique matin,
tu danses
sans printemps
depuis la naissance
du cosmos

La liberté
est un cri de faucon
derrière ton dos:
dans cette réalité aqueuse
du destin
pour pressentir le bleu
dans l'Océan Atlantique

Tu es
car tu agis,
chaque surprise
inonde ma pupille
qui s'est remplie des oiseaux
et des tabaibas

Cela suggère la stupeur:
la honte
du sauvage et
rude resplandeur
des falaises et des roches

Je serai là
en train de compter les os
de mes chiens
dans cette exclamation
du sang et des coeurs

dans une représentation
de prestidigitation
avec la vie pleine de cirques
et des aquarelles joyeuses
du trapèze

miércoles, 31 de marzo de 2010

Belleza de la sencillez


Un hilo baja triste en el telar

Abajo la laboriosa mano
ejerce la tela
como una fantástica araña

Transcurre la mañana
suave como una matriz
esperando el nacimiento

Afuera el volcán

La fantástica aventura
del viento
sobre el océano

El viejo grito del azul

Como el menor de tus guerreros
canto callado a tu raíz
de tul

En este hermoso día de semana santa
porque no espero tu muerte,
solo tu brillo de pascua de resurrección

El más grande galileo
El más grande hombre

Hoy

Aquí

El verdadero hombre nuevo

miércoles, 24 de marzo de 2010

Caballetes


desde una mesa de caballetes
se enroscarían a mis pies,
ces y erres, con raíz francesa
o africana occidental
de un rico dialecto,

Derek Walcott





Como Greco
Como un huracán
Como Caravaggio/ Pablo Picasso
Tapies

Una multicolor
Fuga de Bach
Matisse
Y el juego de las generaciones;
Les Eyzies,
La escapada prehistórica rupestre

Envuelto en amapolas
El legado de las piedras
Y del fuego
Donde estallan
De azul cardiopatías
Y roja
Toda mi angustia pulmonar

No volveré a salir
De la mansión
De chispitas
Y de océano
Donde las cabras miran
Calladas la fascinación
De la luna llena


depuis une table à tretaux
s'enrouleraient à mes pieds
des cés et des erres,
avec des racines françaises
ou de l'Affrique occidental
d'un riche dialecte,

Derek Walcott




Comme Le Grecque
comme un houragan
comme Caravaggio/Pablo Picasso
Tàpies

Une multicouleur
fugue de Bach
Matisse
et le jeux des générations;
les Eyzies,
l'échappée préhistorique rupestre

Enveloppé dans des coquelicots
l'héritage des pierres
et du feu
où éclatent de bleu
des cardiopathies
et de rouge
toute mon angoisse pulmonaire

Je ne sortirai à nouveau
de la demeure
de petites étincelles
et d'océan
où les chèvres regardent
muettes la fascination
de la pleine lune


pablo emilio cárdenas derechos reservados 2010

jueves, 11 de marzo de 2010


No es la tristeza
Una justificación posible

Lo único que
Vale todo
Es el bombeo
De sangre

El aire que
Entra y sale

La brisa
Sobre
Tu rostro

miércoles, 3 de marzo de 2010

Arañado en el sendero de Las zarzas



Más manadas de pájaros,
Más verde y tierra negra
En mi cabeza




Encore des volées des oiseaux,
Encore du vert et de la terre noire
dans ma tête




Es nuestro propio
Ser el primer
Arañado en el
Sendero de
Las zarzas


Dentro de la piel
En cada alba
En cada luz:
Respiro

Balbuceante
Acorralado
Por las contradicciones
Y mis gritos

Siempre
Estoy al
Borde del camino
Casi afuera

Casi



C'est notre propre
être le premier
éraflé dans le
sentier des
ronces

A l'intérieur de la peau
à chaque aube
dans chaque lumière :
je respire

balbutiant
traqué
par les contradictions
et mes cris

Je suis
toujours
au bord du chemin
presque dehors

Presque

lunes, 1 de febrero de 2010

Montaña Roja


Es perfectamente expansiva
La mirada que ocurre
Como consecuencia de la visión de la Montaña Roja

Cavilo y logro emprender una indiscutible impresión/ desparpajo
Desde la sagacidad de ésta:
Triangular incombustible
Húmeda / Roja
A un paso del llamado Médano
Abrigada profundamente al Atlántico
De donde pareciese emerger
En el Sur de Tenerife

La veo desde el aeropuerto,
Me producen una sensación
De pájaros hambrientos:
Los aviones
Con su figura al fondo.

Montaña Roja
Montaña/ Triángulo

Afecto y pasión
Al término del
Húmero marino/ Estupor

Allí duermo acrisolado/ A su lado